Asegurando una buena alimentación: Fundación MAPFRE y BAMX

Algunos los problemas más urgentes a los que se enfrenta la humanidad son el hambre y la inseguridad alimentaria. En México estos no son fenómenos nuevos, sino que han perreado la historia del país y sus prevalencia es desafiante. Hoy en día, en medio de la incertidumbre provocada por la crisis de salud pública y sus consecuencias económicas y sociales, Alimento Para Todos reconoce la importancia de las alianzas y la colaboración significativa con diferentes partes y sectores de la sociedad para abordar las problemáticas  sociales, económicas y ambientales de una manera más efectiva. 

Siendo conscientes de la creciente complejidad de la inseguridad alimentaria y sus causas, así como de la urgencia para responder de manera oportuna a las necesidades más apremiantes de nuestras comunidades, extendemos y fomentamos lazos de cooperación con BAMX, la red de bancos de alimentos más grande del país, así como con Fundación MAPFRE, una organización enfocada en el acceso a dispositivos de seguridad social, prevención y cuidado de la salud.

A partir de esta colaboración se espera mejorar las condiciones de nutrición y seguridad alimentaria de más de 100,000 personas en 27,000 hogares cuyo acceso a alimentos suficientes y nutritivos ha sido comprometido.

En los esfuerzos de recolección, clasificación y redistribución participan 51 bancos de alimentos en 30 entidades federativas a lo largo del país, además, la entrega paquetes alimenticios cuyo contenido mínimo consistirá en 15Kg de alimentos se realizará sin costo para los beneficiarios, gracias a las aportaciones de Fundación MAPFRE. En este contexto, merece la pena reiterar la creciente necesidad de alianzas intersectoriales, pues a partir de la combinación y gestión coordinada de los recursos y fortalezas de nuestras organizaciones es más factible el logro de soluciones a las carencias que prevalecen en nuestro entorno.

El hambre y la desnutrición son resultado de complejas dinámicas económicas, políticas y sociales que perpetúan condiciones de desigualdad y exclusión sistemáticamente.

Alimento Para Todos reconoce la importancia de las intervenciones que exploran la diversidad de factores que afectan la calidad de vida de millones de personas y funciona a partir de un modelo de atención a las comunidades vulnerables que reconoce de forma integral los retos sociales, económicos y políticos que afectan y a los grupos marginados y vulnerables. Frente a este mismo panorama, Fundación MAPFRE ha sido también partícipe de intervenciones encaminadas a la reducción de la desnutrición y la exclusión social, así como a la promoción de la empleabilidad, la educación y el emprendimiento.

Creemos que la coordinación de esfuerzos destinados a mitigar el hambre son esenciales pero también inspiradores.

Sobreponerse a las limitaciones y barreras que frecuentemente disuaden la cooperación requiere de tenacidad y compromiso con las causas y las soluciones a los problemas que nos importan; es así que la disposición para contribuir a mejorar la calidad de vida de aquellos que no cuentan con suficiente alimento en la despensa es una manifestación del compromiso que comparten Fundación Mapfre, la red de bancos de alimento BAMX y Alimento Para Todos.