Una manera de reconectar que cambia vidas

A todos nos ha pasado: el tiempo pasa y las pláticas se hacen cortas. La vida cambia: nos mudamos, cambiamos de empleo y cuando nos damos cuenta es complicado encontrar las palabras para recordarle a quienes compartieron con nosotros que aún pensamos en ellos.

Envíe una tarjeta para hacerles saber que están en sus pensamientos: escriba una nota de agradecimiento a un viejo amigo, a un mentor o a sus familiares.

Además, todos los donativos serán utilizados para asegurarnos de que las familias más vulnerables en nuestras comunidades cuenten con suficiente comida en el refrigerador.