Alimento Para Todos entre las 100 Empresas e Instituciones Excepcionales

El 12 de octubre se dieron a conocer las 100 empresas e instituciones seleccionadas para el Reconocimiento Empresas Excepcionales, siendo Alimento Para Todos una de las organizaciones distinguidas en el nivel de Buenas Prácticas para la Reactivación Económica. Esta iniciativa, creada por el Consejo de la Comunicación y el Instituto para el Fomento a la Calidad ha buscado dar a conocer las prácticas sobresalientes de respuesta ágil a los retos de la crisis sanitaria, destacando la solidaridad, liderazgo e innovación.

El proceso de análisis y selección de las organizaciones reconocidas fue realizado por un Consejo de Premiación compuesto por representantes del Consejo de la Comunicación, Instituto para el Fomento a la Calidad, Consejo Coordinador Empresarial, Consejo Mexicano de Negocios, Coparmex, Concanaco Servytur y Concamin.

Alimento Para Todos participó en esta convocatoria compartiendo el proceso de adaptación de la estrategia institucional para hacer frente a las condiciones de salud y seguridad así como sus consecuencias políticas, económicas y sociales.

Esta adaptación de la estrategia institucional surgió de la necesidad de poner las capacidades de la organización a la disposición de los grupos más vulnerables y marginados de nuestro país, así como de contribuir a la resiliencia del sistema alimentario nacional a medida que este era puesto a prueba.

Es también gracias a la coordinación con aliados, donantes, organizaciones de primera línea y otros miembros de la sociedad civil organizada que la Institución ha sido capaz de continuar operando, incluso durante los momentos más críticos de la pandemia, de manera segura.

A partir del rediseño de procedimientos y espacios de trabajo que dieran prioridad a la seguridad y la eficiencia de las operaciones de rescate y redistribución de alimentos, la Institución fue también capaz de hacer frente a una de las consecuencias más graves de la pandemia: el aumento en la prevalencia del hambre y la inseguridad alimentaria.

En este sentido, Alimento Para Todos continúa operando con la convicción de que las fragilidades de nuestro sistema alimentario expuestas durante los últimos meses son también una oportunidad para transformarlo y asegurar un futuro sin hambre ni escasez de alimentos.