Regreso a clases sin hambre: Fomentar la educación para proteger la seguridad alimentaria

A nivel mundial, 264 millones de niños y adolescentes no tienen la oportunidad de ingresar o completar la escuela. Algunos son niños desarraigados por conflictos y otras emergencias, otros se están perdiendo la escuela debido a la pobreza, la discapacidad o la discriminación.

Alimento Para Todos reconoce la frecuente correlación entre los factores de exclusión escolar y aquellos que propician la inseguridad alimentaria en la población más joven. Una de las consideraciones de la Institución es la importancia de los espacios educativos para consolidar la seguridad alimentaria, así como fomentar el acceso universal a la educación. 

Los espacios de aprendizaje así como los suministros seguros y apropiados que ayudan al aprendizaje y al desarrollo no son siempre fáciles de conseguir. En sitios de difícil acceso así como durante situaciones de emergencia con frecuencia existe población sin acceso a las herramientas necesarias para conseguir su óptimo desarrollo académico. 

Alimento Para Todos trabaja ofrecer oportunidades de aprendizaje a los niños que ese encuentran en pobreza, discriminación y situaciones de emergencia

Elementos como equipo recreativo, materiales y útiles de aprendizaje son parte de la solución. Estos componentes brindan acceso al juego y al aprendizaje, ayudando a recuperar un sentido de normalidad para niños en situaciones de vulnerabilidad.

Creemos que a partir de intervenciones dirigidas al bienestar de la población más joven podemos apoyar a su crecimiento, desarrollo y educación para el futuro. Esto es especialmente importante, pues el desarrollo físico y de habilidades generalmente define en cierto grado la capacidad futura de esta población para acceder a los alimentos así como satisfacer el resto de sus necesidades.

Incluso cuando hay un conflicto o una emergencia, la educación no puede esperar

Creemos que con el equipo y las herramientas correctas, los niños tienen una oportunidad de continuar aprendiendo a pesar de vivir circunstancias difíciles. Además, la educación es clave para devolver a los niños afectados por conflictos o emergencias a un entorno seguro, que les brinde cierto sentido de normalidad. 

En un esfuerzo Institucional y partiendo del reconocimiento de la importancia del fomento de condiciones que favorezcan la educación entre los más jóvenes, Alimento Para Todos ha entregado paquetes de útiles escolares a niños de la Ciudad de México y el Edo. De México, el pasado 1 de agosto, beneficiando a 600 niños en edad escolar. Creemos que a partir de la educación podemos proteger la seguridad alimentaria del futuro.