Un final de año diferente

La temporada decembrina solía ser una época de fiestas, viajes, regalos y una convivencia familiar llena de comida y esperanzas por el año que está por comenzar. Pero estamos en medio de una pandemia global sin precedentes que nos obliga a repensar el verdadero significado del fin de año.

Lo que muchos queríamos para Navidad después de este año de incertidumbre y caos pandémico era alegría y unión. Sin embargo, nos dirigimos a una temporada de aislamiento, afligidos por la distancia de nuestros seres queridos, preocupados por nuestros trabajos o enfrentando el miedo a una nueva variante de virus potencialmente más contagiosa y una apresurada campaña de vacunación.

Puede ser difícil contar nuestras bendiciones en 2020. La pandemia ha impuesto nuevas restricciones a nuestros rituales navideños, pero no puede quitarnos lo mejor de la temporada: la experiencia de gratitud, amor y conexión.


La seriedad de una pandemia global

El coronavirus es algo serio y ya va siendo hora de aceptarlo e informarnos de manera correcta. A veces podemos tener un miedo irracional a la enfermedad. Pero sin una comprensión basada en hechos, algunas personas pueden estigmatizar a otros grupos de personas o aquellos que se han recuperado del COVID-19. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades advierte contra los estereotipos, la negatividad y el aislamiento que pueden estar asociados con percepciones erróneas sobre la enfermedad. La mejor forma de superar estos miedos es con conocimiento.

Debemos leer más no solo sobre la enfermedad en si misma, sino la manera en que funcionan los virus, la historia de las epidemias y tal vez un poco sobre responsabilidad social. Solo con información podremos reducir el estigma.

Lidiar con los desafíos

Seguir las indicaciones de salud básicas como quedarse en casa y lavarse las manos con regularidad es una acción importante sobre la que tiene control. Nos permite mantener el bienestar y, al mismo tiempo, contribuye a la seguridad de la comunidad. Al desempeñar nuestro papel, estamos ayudando a frenar la propagación del virus y a proteger a los más vulnerables.

Por su parte, el estrés y la ansiedad suelen ir acompañados de una mente hiperactiva, llena de pensamientos y preocupaciones. Escribir nuestros pensamientos en un diario es un método simple pero muy eficaz para calmar una mente frenética. Un buen lugar para llevar este diario es al lado de la cama, ya que a menudo cuando intentamos dormir los pensamientos nocturnos son los más problemáticos.

La resolución de problemas también puede ayudar a manejar nuestros pensamientos y preocupaciones a raya. Nos permite definir exactamente lo que nos preocupa y luego encontrar una mejor solución.

El aislamiento social

El aislamiento social es uno de los mayores desafíos de salud mental que enfrentamos con esta crisis. Muchas personas viven solas o lejos de sus sistemas de apoyo, que generalmente son impulsores esenciales del bienestar en tiempos de crisis. Somos criaturas sociales por naturaleza, por lo que la falta de contacto físico puede ser extremadamente difícil de sobrellevar.

Mantener las conexiones sociales es fundamental para el bienestar en este momento. Utiliza todas las herramientas disponibles: llamadas telefónicas, videollamadas, correos electrónicos, redacción de cartas y redes sociales. Para mantenerse en contacto regular con los amigos, familiares y comunidades. Recuerda que este período de aislamiento terminará, así que usa este tiempo para fortalecer esas conexiones, en lugar de dejar que se desvanezcan.

Durante estos tiempos difíciles, debemos vigilar nuestra salud mental y cuidar a los más cercanos a nosotros. No hay duda de que esta es una situación difícil y es comprensible sentirse mal y extrañar a nuestros seres queridos. Extender la mano y apoyarnos unos a otros es la mejor manera de superar esto. Recuerda que esta situación no durará para siempre y que, aunque nos sintamos solos, no lo estamos. Estamos juntos en esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *