Preguntas Frecuentes

¿Por qué algunos programas requieren de una cuota de recuperación?

Alimento Para Todos solicita a algunos grupos y organizaciones que reciben alimentos su cooperación contribuyendo con una tarifa de mantenimiento compartida que está regulada por la ley del ISR. Este requisito es a fin de asegurar la continuidad de nuestros servicios, hacer frente a la fluctuación en la cantidad de donativos recibidos (comprar productos a granel cuando es necesario) así como cubrir los costos operativos relacionados con nuestro modelo asistencial.

¿A dónde van los donativos y las cuotas de recuperación?

Alimento Para Todos distribuye alimentos a comunidades de bajos recursos, centros para personas mayores, refugios, programas extraescolares, comedores comunitarios y otras organizaciones. Estos programas convierten nuestros alimentos en comidas nutritivas y equilibradas para miles de personas y familias que de otro modo no tendrían acceso a suficientes alimentos.

¿Cuáles son las responsabilidades de los grupos beneficiarios?

Los grupos y comunidades beneficiarias deben cubrir ciertos requisitos mínimos contemplados en nuestras políticas de atención, entre ellos:

– Brindar atención a población cuyos ingresos caigan por debajo del umbral de la pobreza.

– Atender a personas especialmente vulnerables: población de zonas marginadas, adultos mayores, etc.

– Estar constituidas o en el proceso de constitución como organizaciones sin ánimos de lucro.

– En el caso de comedores comunitarios, refugios y centros para adultos mayores; es necesario que cuenten con instalaciones adecuadas para almacenar, manipular y brindar comida en condiciones sanitarias.

– Recolectar información demográfica acerca de sus beneficiarios y la cantidad de personas atendidas.

– No revender o hacer uso indebido de los alimentos que reciben.

¿Cuáles son las responsabilidades de Alimento Para Todos?

– APT no vende, y de hecho no puede vender los alimentos que recibe en donación.

– Nos aseguramos de que los productos distribuídos sean aptos para consumo.

– Supervisamos regularmente a nuestros grupos beneficiarios para asegurarnos de que manejen los alimentos de manera segura y sanitaria.

– Monitoreamos la atención que brindan nuestros beneficiarios para asegurarnos de que no se haga uso indebido de los productos entregados.

– Mantenemos canales de comunicación abiertos para quejas y solicitudes.

– Hacemos público nuestro informe anual de actividades.

– Cumplimos con los requisitos de transparencia y buenas prácticas establecidos en la ley.

– Somos auditados por instituciones externas y acreditadas como Cemefi, The Global FoodBanking Network y la Junta de Asistencia Privada.

¿Cómo se distribuyen los alimentos y productos donados?

Alimento Para Todos proporciona alimentos a organizaciones de base, las cuales ofrecen comidas o paquetes alimentarios a miles de individuos y familias que enfrentan inseguridad alimentaria. Servimos a más de 100 organizaciones que trabajan para mitigar el hambre y la inseguridad alimentaria en todo momento.

Contamos con una red logística de almacenes y una flota de vehículos de carga para la distribución de productos en toda la Zona Metropolitana del Valle de México. Además, formamos parte de la Red de Bancos de Alimentos de México (BAMX) y colaboramos con ellos en programas de recolección y distribución en todo el país.

DANOS UNA MANO

¡Apóyanos y cambia una vida hoy!