Apoyamos a personas en inseguridad alimentaria a partir del modelo de bancos de alimentos. Realizamos entregas semanales de alimentos, bienes básicos, orientación alimentaria y capacitación.

Contamos con cuatro programas cuyo propósito central es mejorar la línea de bienestar de las personas atendidas: asistencia alimentaria, entrega de bienes básicos, voluntariado y fortalecimiento de grupos.

Como parte de nuestro Programa de Asistencia alimentaria, operamos el proyecto de nutrición escolar llamado Back Pack, el cual tiene como finalidad complementar y mejorar la alimentación de 402 niños y niñas de 6 a 12 años durante el fin de semana, mediante la dotación de una mochila que incluye un paquete con alimentos de la canasta básica, necesarios para su óptimo crecimiento, desarrollo y desempeño escolar.

Gracias al financiamiento de The Global Food Banking Network  trabajamos por el bienestar de los más vulnerables.

Nuestro compromiso con la población más vulnerable permanece vigente durante los momentos de dificultad. En colaboración con parroquias y voluntarios hacemos llegar paquetes alimenticios a los sectores de la población en riesgo.

Recientemente un investigador de la Escuela de Economía del IPN detalló el pasado 21 de abril que actualmente hay alrededor de 6.8 millones de mexicanos que sufren de hambre, pero en el contexto de una caída del PIB del 7 por ciento debido a la pandemia, el número pasará a 7.8 millones de personas. En Alimento Para Todos consideramos que esta es una realidad inaceptable, es por eso que trabajamos pese a los obstáculos para que todos nuestros beneficiarios puedan hacer valer su derecho a la alimentación.

Estamos haciendo muchas cosas que no hacíamos hace un par de meses. Hemos incrementado nuestro padrón de beneficiarios en más de 40%, puesto en marcha un programa de alivio de emergencia para la población más vulnerable e implementando nuevas estrategias, métodos, procedimientos y tecnología.