¿Cómo funciona un banco de alimentos?

Probablemente te has preguntado cómo funciona un banco de alimentos, cuáles son sus elementos y metodología de acción. Alimento Para Todos es una organización caritativa que recibe, almacena, selecciona y distribuye alimentos donados. Luego, estos donativos (que pueden ser comestibles o bienes en desuso) se distribuyen a una variedad de grupos o instituciones asociadas más pequeñas que atienden directamente a las personas necesitadas.

Proporcionamos alimentos y otros bienes a decenas de grupos organizados en comunidades marginadas en la CDMX, Estado de México, Puebla, Morelos, Tlaxcala e Hidalgo. Muchas de estas comunidades, de otro modo, carecerían de los medios para obtener y almacenar alimentos suficientes para satisfacer las necesidades de las personas a las que sirven.

¿Cómo funciona Alimento Para Todos?

A través del Modelo Integral para el Desarrollo, nos enfocamos en evitar y mitigar la inseguridad alimentaria mediante la entrega semanal de paquetes balanceados de alimentos en condiciones dignas y la entrega de producto diferenciado o no alimenticio. Además, canalizamos la participación solidaria de la sociedad civil a través de la labor voluntaria y el cuidado del medio ambiente al reducir la emisiones de gases de efecto invernadero y previniendo el desperdicio de alimentos.

Trabajamos todos los días para evitar que alimentos y otros productos aprovechables terminen en los vertederos, al tiempo que desplegamos dispositivos de accesibilidad alimentaria poniendo estos productos al alcance de comunidades marginadas e instituciones que brindan apoyo a la población en pobreza o vulnerabilidad. Cada mes rescatamos y redistribuimos más de 1400 toneladas de alimentos y bienes en desuso, beneficiando a más de 60 mil personas de manera eficiente y digna.

Diariamente, nuestros operadores recorren empresas como Nestlé, Lala, Oxxo, Walmart, Soriana y Comercial Mexicana para rescatar los excedente de producción de alimentos, estos suele contar con una fecha de expiración corta o se trata de artículos que no se pueden ofrecer en dichos puntos de venta porque su empaque se encuentra roto o maltratado. Finalmente, estos productos llegan a las tres bodegas de APT.

Asegurar las donaciones

APT asegura donaciones de fabricantes, minoristas, transportistas, empacadores y productores nacionales de alimentos y abarrotes; de agencias gubernamentales y otras organizaciones. Contamos con personal que trabaja en estrecha colaboración con los socios para hacer coincidir el exceso de alimentos con los bancos que más lo necesitan.

Envío y almacenamiento

La red de Bancos de Alimentos de México recibe y almacena de manera segura alimentos y productos comestibles donados. Esta red apoya a los bancos de alimentos miembros con capacitación, supervisión y subvenciones de equipos para garantizar que los alimentos perecederos y no perecederos se manipulen y almacenen correctamente.

Distribución de alimentos

Distribuimos alimentos y artículos comestibles a través de despensas de alimentos y programas de comidas que sirven a familias, niños, personas mayores y personas en riesgo de padecer hambre. Tan solo el año pasado entregamos más de 1,409,330 paquetes alimenticios y bienes básicos a grupos de primera línea.

Nutriendo vidas

Alimento Para Todos también apoya programas que mejoran la seguridad alimentaria entre las comunidades. Educa, además, al público sobre el problema del hambre. abogando por una legislación que proteja a grupos vulnerables. Involucrando expertos e instituciones que luchan por la erradicación del hambre.

Transparencia

Sabemos que la transparencia y las buenas prácticas son claves para la credibilidad de cualquier institución sin fines de lucro, por ello llevamos nuestra labor social con total claridad hacia nuestros donantes, instituciones y beneficiarios.

Por ello, nos sometemos a controles rigurosos y auditorías anuales. Contamos con un Gobierno corporativo conformado por empresarios renombrados de diversos sectores, además de un Sistema de gestión operativa que asegura la eficiencia en los procesos y la trazabilidad de los donativos. Nos encontramos acreditados en Institucionalidad y transparencia por El Centro Mexicano de la Filantropía y por Confío AC. Nos hemos convertido en un aliado estratégico que puede insertarse de manera eficiente en la cadena de valor de cualquier aliado.

Tenemos, además, una infraestructura fortalecida que permite el rescate y redistribución eficiente de más de 1400 toneladas de alimentos y bienes en desuso al mes.

Reducir el desperdicio de alimentos

Uno de los mayores contribuyentes a las emisiones globales de gases de efecto invernadero es el desperdicio de alimentos. Los alimentos desperdiciados no solo producen metano a medida que se pudren (un gas de efecto invernadero 25 veces más potente que el dióxido de carbono), sino que también se trata de un enorme desperdicio de recursos así como de la mano de obra que se utiliza para cultivar, procesar, transportar y preparar.

Los bancos de alimentos se han convertido en parte de una solución a un problema cada vez mayor. Tenemos suficiente comida para garantizar que todos los mexicanos puedan comer, sin embargo, existen más de veinte millones de personas en extrema pobreza que no alcanzan a satisfacer sus necesidades nutricionales.

Una de las mejores formas de abordar el desperdicio de alimentos es evitar que suceda a lo largo de cada paso de la cadena alimentaria. Si bien la cantidad de comida desperdiciada hace que su reducción parezca una tarea gigantesca, es una tarea factible y en la que todos podemos participar. Después de todo, la mitad del desperdicio de comida ocurre en el hogar.